FAQs

Preguntas frecuentes

Los implantes son raíces artificiales de titanio puro o zirconio que se introducen en el hueso maxilar mediante una pequeña intervención quirúrgica con el fin de sustituir a las raíces de las piezas dentales perdidas.

Podrá reemplazar desde uno hasta todos sus dientes dejando sus dientes naturales adyacentes intactos, recuperando así su función masticatoria.

Existen muy pocas contraindicaciones absolutas, su periodoncista será quien valore si presenta algún inconveniente para poder someterse a la implantología y si la calidad de hueso maxilar es suficiente.

Los implantes no provocan rechazo en el organismo, el material es antialérgico por lo que no puede existir rechazo, tan solo puede ocurrir que un implante no se integre con la suficiente fuerza para resistir la masticación. Se estima normal un nivel de fracaso del 2% de los implantes colocados. En caso de que se produjera la no integración simplemente se sustituiría por otro implante.

No en todos los casos podemos recurrir a la implantología, para ello se hace un estudio previo detallado para determinar la calidad del hueso y hacer una valoración de cada caso. Será el implantólogo quien lo determine.

En adultos no existe contraindicación por edad. Los implantes se pueden colocar a todas las edades, tanto jóvenes una vez hayan completado su desarrollo (dieciséis años en las mujeres y dieciocho en los hombres), adultos y tercera edad.

Es un fenómeno biofísico que produce la unión molecular del implante de titanio con el hueso maxilar. Es una unión tan fuerte que si quisiéramos separar el titanio del hueso después de la óseo-integración sería imposible si no extraemos parte del hueso que lo rodea.

Se trata de una intervención ambulatoria mediante anestesia local, eso quiere decir que el paciente en ningún momento siente dolor durante la intervención. En las horas siguientes, las molestias que se puedan tener se controlan fácilmente con la medicación prescrita por el implantólogo.

Un implante no necesariamente debe doler pero puede ocasionar molestias por la herida en la encía durante el proceso de cicatrización. Es fundamental la higiene bucal para evitar sobreinfecciones. El post-operatorio es perfectamente tolerado, el paciente llevará su ritmo habitual a las pocas horas de ser intervenido. La medicación consiste en antibiótico, antiinflamatorio- analgésico, colutorio y calmante (en caso de molestia).

Eso dependerá del tipo de implantes. En los implantes de carga inmediata, los implantes son de una sola pieza y ya están preparados para recibir la prótesis. En los implantes de carga diferida, tendremos que esperar el tiempo que determine necesario el cirujano , que podrá oscilar entre 3 y 6 meses, que variará dependiendo del caso.